Los jardines

Disfrute del contraste entre la fuerza bruta del volcán activo Sakurajima y las casi cinco hectáreas de jardines tradicionales. Descubra sus tranquilos estanques, sus arroyos burbujeantes, sus misteriosos santuarios, sus salones de té, una arboleda de bambú y una ruta de senderismo de montaña con una impresionante vista panorámica sobre la bahía y el volcán.

Explorar los jardines

Ruinas del horno de reverbero

Los samuráis utilizaron imágenes de un libro de texto holandés y combinaron la artesanía tradicional japonesa con el conocimiento occidental para construir un horno de 20 metros de altura que se utilizó para fundir hierro y producir cañones.

Puerta principal

Esta puerta fue construida en 1895 como nueva entrada a los jardines. Es de madera de alcanfor, diseñada al estilo Yakuimon, donde se puede apreciar el escudos de armas de la familia Shimazu bajo el tejado a dos aguas.

Puerta de estaño

Esta es la puerta principal original de los jardines, cuyo tejado es de estaño de Kagoshima. Solo podían usar esta puerta el señor de la casa y sus herederos, y todos los demás miembros de la familia tenían que usar otra entrada cercana.

Linterna del león saltador

Est enorme farol construido en 1884 es el más grande del jardín. En la cima hay un león guardián chino alzando sus patas traseras.

Roca de la Tortuga

Se dice que esta roca se parece a una tortuga con la cabeza mirando a la izquierda y una larga cola musgosa asomada por la parte posterior de su caparazón. En la mitología china, las tortugas viven 10 000 años y son un símbolo de longevidad.

Farol de la Grulla

Este farol, que guarda cierto parecido con una grulla que extiende sus alas, se utilizó como el primer alumbrado de gas en Japón tras un experimento llevado a cabo en 1857 por Shimazu Nariakira.

Pabellón Bogakuro

Este pabellón se utilizaba para atender a invitados importantes y fue un regalo del Rey de Ryukyu, presentado como tributo al dominio de Satsuma a principios del siglo XVII.

Senjingan

Tres mil novecientas personas trabajaron durante tres meses para esculpir a estos personajes de 11 metros de altura en la pared del acantilado en 1814. El tallado de caracteres en las rocas es una costumbre china, y es inusual verlo en un jardín japonés.

Jardín Kyokusui

Este jardín, que cuenta con un pequeño arroyo serpenteante, fue construido para celebrar una elegante fiesta de composición poética llamada Kyokusui-no-en. Cada participante compuso un poema antes de que una taza de sake bajara flotando por el arroyo hacia ellos.

Santuario de Oniwa

A finales del silo XIX, se trasladaron trece santuarios de las residencias de la familia Shimadzu y se juntaron en un único santuario, que se dice que es el más afortunado de Sengan-en.

Arboleda de bambú de Konan

En 1736, Shimazu Yoshitaka importó dos tallos de bambú moso desde China a Japón a través de las islas Ryukyu. El bambú fue plantado aquí, en Sengan-en, y con el tiempo se extendió por todo el país nipón.

Santuario del Gato

Rece por la salud de sus amigos felinos en uno de los únicos santuarios para gatos de Japón. Descubra por qué los Shimazu llamaban a sus gatos los "dioses del tiempo".

traditional Japanese room chair tables

La casa

Visite la casa venerada por generaciones de la familia Shimazu, y disfrute de las vistas privadas de los jardines, la bahía de Kinko y Sakurajima. Conozca el estilo de vida del príncipe Shimazu Tadayoshi y vea cómo se recibía a los distinguidos invitados en Sengan-en.

Visite la casa

Descubra Sengan-en

Ya sea un visitante que viene por primera vez o un veterano, siempre hay algo nuevo que descubrir en Sengan-en. Eche un vistazo a nuestros recorridos recomendados.